Recetas de cócteles, licores y bares locales

Uno de los primeros grandes restaurantes contemporáneos de España en cerrar

Uno de los primeros grandes restaurantes contemporáneos de España en cerrar


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Santi Santamaria nació el 26 de julio de 1957, en una antigua masía llamada Can Fabes a las afueras de un pequeño pueblo llamado Sant Celoni, a unas 30 millas al noreste de Barcelona. Creció para convertirse en un diseñador industrial y se inició en la cocina cocinando guisos y otros platos sencillos para alimentar a sus amigos en reuniones políticas comunitarias. Cuando la empresa para la que trabajaba como diseñador cerró en 1981, usó su indemnización por despido para abrir un bistró informal en una esquina (racó en catalán) de la vivienda familiar. Ese bistró, El Racó de Can Fabes, creció lenta pero constantemente, con Santamaría perfeccionando su oficio en el camino, hasta convertirse en un restaurante serio, ganando primero una, luego dos y finalmente, en 1994, tres estrellas de la Guía Michelin. Esto convirtió al lugar en el primer restaurante de tres estrellas de Cataluña, y solo el tercero de España (Ferran Adrià tuvo que esperar tres años más para ganar una tercera estrella por su mítico elBulli).

La cocina de Santamaría era contemporánea, a veces con acentos franceses, pero en el fondo era puramente catalana. Era un fanático de obtener las mejores materias primas de los alrededores de Sant Celoni y de la costa cercana, y sus creaciones estaban llenas de referencias a la cocina tradicional de la región, pero siempre con un toque inventivo. (Su versión del preparado local definitivo llamado mar i muntanya, mar y montaña - generalmente elaborado con pollo y gambas - empleaba en su lugar panceta de cerdo y caviar). También se erigió como el anti-Ferran Adrià, criticando el uso de aditivos químicos. en la comida y lo que él consideraba el desprecio de Adrià por los productos y tradiciones locales. La llamada "enemistad" entre los dos grandes cocineros fue pasto de la prensa española durante años.

A medida que crecía la reputación de El Racó de Can Fabes, Santamaria abrió un aclamado restaurante en Madrid, Santceloni, y luego exportó su genio culinario a Singapur, uniéndose a chefs como Guy Savoy, Daniel Boulud, Wolfgang Puck, Mario Batali y Tetsuya. Wakuda en la parte del restaurante del enorme proyecto Marina Bay Sands. Trágicamente, Santamaría murió repentinamente de un ataque al corazón mientras visitaba su propiedad en Singapur en 2011. Su esposa e hija tomaron la decisión de mantener el restaurante original, trayendo de regreso a Xavier Pellicer, un alumno de la cocina que había estado cocinando en Barcelona, ​​como chef. . Posteriormente, El Racó perdió una estrella Michelin, pero mantuvo su calidad.

Esta semana, sin embargo, la familia de Santamaría emitió una carta abierta anunciando que "después de 32 años de una maravillosa aventura culinaria y gastronómica ... tenemos previsto cerrar las puertas de Can Fabes este 31 de agosto". La carta continúa diciendo que “Santi Santamaria nos enseñó a estar satisfechos con el trabajo bien hecho. Dos años y medio después de su muerte, nos alegra haber mantenido los valores e ideales que nos inculcaron, incluso en su ausencia. Pero en estos tiempos difíciles en nuestro país para la buena cocina, Can Fabes ha perdido la viabilidad económica necesaria para continuar una empresa basada en la excelencia, y por ello hemos decidido poner punto y final a uno de los capítulos más brillantes de la cocina catalana y europea. en el último cuarto de siglo ". La carta concluye prometiendo que “[La historia] de Can Fabes no terminará el 31 de agosto sino que vivirá en los proyectos actuales y futuros de todas las personas que han pasado por nuestra cocina y nuestro comedor, y en la memoria de los miles de comensales que siempre han sido nuestra razón de ser ".


Óscar Velasco

Cuando hablamos de los grandes chefs, a menudo asumimos que todos tuvieron vocaciones tempranas. Pero Oscar Velasco fue una excepción a la regla general. A los 16 años no tuvo más remedio cuando aceptó a regañadientes un trabajo como portero de cocina en un pequeño restaurante de Segovia (Castilla y León), y nunca hubiera imaginado que algún día estaría coleccionando estrellas Michelin por su propia cocina. Hoy podemos imaginarlo, trabajando en el restaurante Santceloni del Hotel Hesperia de Madrid, mirando hacia atrás y sonriendo ante el rumbo inesperado que ha tomado su vida.

Pero esos primeros cuatro años cambiaron gradualmente sus aspiraciones. A los 20 años, alguien que había notado su talento incipiente le recomendó que se apuntara a la Escuela de Hostelería de Segovia. Y siguió el consejo. Antes de que pasaran los tres años, Zalacaín le ofreció un puesto en el equipo a las órdenes del venerado Benjamín Urdiain, su primer mentor.

Después de tan solo cuatro meses allí, pasó a recibir las enseñanzas de algunos de los mejores chefs de España, en primer lugar Martín Berasategui, en el restaurante del mismo nombre en el País Vasco. Poco a poco fue estableciendo sus preferencias y elaboró ​​una filosofía de trabajo basada en la calidad del producto y la creatividad silenciosa. Pero la cima de su entrenamiento aún estaba por llegar.

Can Fabes fue el punto de inflexión en su carrera. La controvertida pero siempre fascinante figura de Santi Santamaría iba a ser determinante no solo por los tres años de aprendizaje que realizó Velasco en este restaurante 3 estrellas, sino también por el apoyo y asesoramiento que recibió posteriormente en la puesta en marcha del Santceloni proyecto. "Si este restaurante se hubiera abierto como 'Velasco', habría muerto prematuramente", confiesa años después el chef segoviano. Durante ese período, Santamaría le enseñó a Velasco sus palabras clave: cocina de mercado y productos locales, es decir, el énfasis siempre en los ingredientes.

Estrellas Michelin

Entonces, vino el momento de la verdad. En 2001 se inauguró el restaurante Santceloni con Santi Santamaría como asesor pero con Óscar Velasco con toda la responsabilidad de la cocina. Y aceptó admirablemente el desafío, con la primera estrella Michelin en el primer año. Y esto no fue solo una cuestión de azar, porque el segundo, que muchos consideran más difícil, llegó en 2005, demostrando el talento de Velasco y recompensándolo por su arduo trabajo. "Pero me decepcionaría si no recibo un tercero", confiesa Velasco.

Platos como su Codillo de ternera con puré de patatas, Rape con oreja y tuétano de cerdo, Confit de cochinillo con trufa negra y zabaglione, todos de la carta de Santceloni, hablan por sí mismos del estilo Velasco. Otro de los elementos diferenciadores de este restaurante es su famoso carrito de quesos, con una abundante muestra de quesos bien elegidos.

La bodega Abadía de Retuerta anunció a mediados de 2009 que contrataría a Óscar Velasco para asesorar al personal de cocina del nuevo restaurante del complejo hotelero y enológico Abadía de Retuerta Le Domain. Era el candidato ideal no solo por las dos estrellas Michelin que ostentaba Santceloni (Madrid) sino también por su arraigo en Castilla y León y su profundo conocimiento de los productos de esta región. Velasco compagina su trabajo en Santceloni con el asesoramiento externo en este nuevo centro enoturístico.

En 2017 Velasco presentó un nuevo restaurante en Madrid, llamado La Atrevida. Este restaurante de 86 comensales no dejará indiferente a los comensales. Este espacio contemporáneo ofrece una mezcla de platos españoles clásicos y opciones más creativas, todas ellas con las mismas marcas de ingredientes y cocina de calidad que han convertido a Óscar Velasco en un referente en la escena culinaria española. & # 160


Una versión menos intensa del Negroni, la ginebra se cambia por agua con gas.

Recetas que quieres hacer. Consejos de cocina que funcionan. Recomendaciones de restaurantes en los que confía.

© 2021 Condé Nast. Reservados todos los derechos. El uso de este sitio implica la aceptación de nuestro Acuerdo de usuario y Política de privacidad y Declaración de cookies y Sus derechos de privacidad de California. Buen provecho puede ganar una parte de las ventas de productos que se compran a través de nuestro sitio como parte de nuestras Asociaciones de afiliados con minoristas. El material de este sitio no puede ser reproducido, distribuido, transmitido, almacenado en caché o utilizado de otra manera, excepto con el permiso previo por escrito de Condé Nast. Opciones de anuncios


No te vayas de España sin intentarlo ...

1. Gazpacho

2. Paella

3. Tortilla Española

4. Gambas al ajillo

5. Tostas de tomate y jamón

Los cerdos negros deambulan entre las encinas del oeste de España en busca de las bellotas que dan al jamón ibérico magenta jaspeado su característico sabor a nuez. Unte las tostadas gruesas con ajo y tomate, vierta un poco de aceite de oliva y cubra con rodajas de jamón para un almuerzo rápido y delicioso.

6. Patatas bravas

7. Pollo al ajillo

Cualquier español te dirá que el mejor pollo al ajillo es el que hace su abuela. Y por supuesto que tienen razón. Los dientes de ajo sin pelar se fríen en aceite de oliva para darle sabor, luego se sacan antes de agregar trozos de pollo. Cuando está cocido, el ajo vuelve a entrar con un poco de romero, tomillo y un poco de jerez seco o vino blanco. Pero no existe una receta definitiva para este plato tan querido.

8. Cochinillo asado

La gente puede decir que va a Segovia para ver su asombroso acueducto romano, su castillo de cuento de hadas o su elegante catedral, pero en realidad todo eso es solo para abrir el apetito para el almuerzo. Y en Segovia eso significa cochinillo asado o cordero. La carne se cuece en enormes hornos de leña y es tan tierna que se corta con el costado de un plato de barro.

9. Pisto

Intente preparar nuestro pisto con huevos: sirva esta receta tradicional española con pan rústico y un vino tinto afrutado.

10. Turrón

Los españoles devoran grandes cantidades de turrón, o turrón de almendras, en Navidad, aunque está disponible todo el año. La mayor parte se elabora en la pequeña localidad de Jijona en la provincia de Alicante, utilizando almendras cultivadas localmente mezcladas con miel y clara de huevo. Hay dos tipos básicos: una versión suave y lisa, llamada Jijona, y el turrón duro de Alicante, que contiene trozos de almendra.

¿Eres fanático de la cocina española? ¿Estás de acuerdo con nuestra selección o nos hemos perdido tu favorito? Comparte tus platos que debes probar a continuación ...


Patatas Bravas (Patatas Bravas)

Patatas bravas es uno de los platos clásicos de tapas españolas y se sirve en bares de toda España. Las papas fritas están cubiertas con una salsa a base de tomate que tiene un ligero mordisco de Tabasco, de ahí el nombre bravas, que significa "feroz" en español.


Joan Roca

Una familia que se mantiene unida cocinando. Este es uno de los ejes temáticos de la carrera de Joan Roca, responsable de El Celler de Can Roca. Su familia animó sus primeros pasos en la cocina y hoy sigue siendo una de las claves de sus actividades culinarias.

Joan Roca, y sus hermanos Josep y & # 160Jordi, se criaron en un escenario en el que las principales protagonistas eran las recetas tradicionales catalanas, en el restaurante Can Roca propiedad de sus padres. Ninguno de ellos podría haber imaginado mientras jugaban en las calles cercanas, que la gastronomía iba a mantener a la familia tan unida a lo largo de los años.

Joan, la mayor, fue la primera en mostrar interés. Solía ​​disfrutar comprando con su madre en el mercado y viéndola en la cocina. Llegó a amar los aromas, olores y sonidos que provenían de las sartenes. "Era una cocina pequeña, pero teníamos el corazón en ella", dice.

Tras sus inicios, centrados en la familia, se fue a estudiar a la Escuela de Hostelería de Girona, donde aprendió otras formas de cocinar y servir la comida que complementaban lo que ya sabía sobre la cocina catalana. Luego pasó breves periodos con chefs de prestigio, primero en España con nombres como & # 160Ferran Adrià, con quien desarrolló los famosos métodos de "deconstrucción", y Santi Santamaría con quien aprendió nuevas versiones de platos típicos catalanes, luego en Francia con George Blue, quien le enseñó la forma "francesa" de organizar una cocina de primer nivel.

Buscando la manera perfecta

A su regreso de Francia con 22 años, decidió abrir un nuevo establecimiento, & # 160El Celler de Can Roca & # 160 & # 160 al de sus padres. Fue entonces cuando comenzó a desarrollar su propio enfoque personal de la gastronomía, comenzando con la tradición y agregando los conocimientos adquiridos en sus viajes y en la reflexión personal.

Joan Roca y su equipo se inspiran en los nuevos menús de tres fuentes: la búsqueda de la forma perfecta de cocinar los alimentos, las raíces de la cocina regional y los aromas que aporta la naturaleza. A nivel técnico, Joan Roca ha estudiado los entresijos de la cocina & # 160sous-vide, con el objetivo de preservar el máximo sabor original controlando cuidadosamente las temperaturas. La cocción al vacío es mucho menos agresiva que la cocción tradicional y garantiza la textura al mismo tiempo que modifica los alimentos lo menos posible.

Esta técnica apareció por primera vez en la carta en 1995 con un plato que le iba a dar fama, bacalao templado con espinacas, crema de queso Idiazabal, piñones y reducción de Pedro Ximénez. Posteriormente perfeccionó aún más la técnica, sacando a la luz creaciones como el foie gras con miel, & # 160 cítricos & # 160 y leche infundida con vainilla y azafrán, y papada de cerdo con pan rallado y samfaina de pimiento verde.

En El Celler de San Roca, si bien siempre se ha hecho hincapié en la calidad de las materias primas utilizadas, la innovación técnica también ha tenido un papel protagonista. Paralelamente a la investigación sobre la cocción al vacío, también se realizaron actividades de I + D + i en otras áreas de interés, como la utilización en la carta de postres de los aromas que se encuentran en la alta gama del mercado de perfumes ("Adaptación", en 2002) , cómo obtener destilados y utilizarlos como potenciadores del sabor (Ostras con aroma y sabor a tierra, 2004), cómo utilizar el humo en recetas (Pulpo bebé con perfume de pimiento verde, 2005) y cocinar con vino, llegando al extremo de ofreciendo bocados de vino tinto (2006).

Joan Roca participa en todo lo que ocurre en El Celler de Can Roca. Está convencido de la importancia de las sinergias creadas en la cocina con el trabajo de su hermano Josep como sumiller y maître, y los dulces manjares ideados por el hermano menor Jordi al frente de la estación de postres. Los tres niños que solían jugar en la puerta del restaurante de su madre ahora se han unido, creando una operación afinada. Y hay que mencionar también a su hermana Encarna, que se ocupa de la división de banquetes del establecimiento Mas Marroch.

En septiembre de 2007, trasladaron las operaciones de El Celler de Can Roca a la Torre de Can Roca, a tan solo 200 metros, para ganar más espacio en la cocina y en la zona de comedor. Más espacio y más libertad para trabajar con calidad. Y, sobre todo, dice Joan Roca, "quiero cocinar como mi madre, con el corazón".

Uno de los rasgos que mejor define la labor de los hermanos Roca y su restaurante El Celler de Can Roca es su afán por la investigación culinaria. Colaboran activamente con la Fundación Alicia (Ciencia y Alimentación) y uno de sus proyectos de investigación les ha permitido realizar un estudio en profundidad sobre temas como la limpieza de ostras a alta presión. Publicaron su investigación en el congreso Barcelona Vanguardia (en el marco de la feria Alimentaria 2010), donde toda la familia Roca recibió un sentido homenaje por su dedicación a la profesión alimentaria.

En 2013, los hermanos Roca abrieron dos establecimientos en el elegante & # 160Hotel Omm de Barcelona. Por un lado, está & # 160Roca Moo, una versión relanzada del Restaurante Moo del hotel. Aunque la familia Roca lleva unos diez años consultando sobre este antiguo establecimiento, ahora han reabierto con un nuevo concepto.

El nuevo re-vamp incluye una cocina abierta, un bar para cenar o ver a los chefs en acción, y los siguientes tres menús degustación basados ​​en la cocina catalana moderna: Vegetariano, de Temporada y el menú especial de ocho platos Joan Roca. Pese a la continua implicación de la familia Roca, impulsora del restaurante tres estrellas Michelin El Celler de Can Roca en Girona (Cataluña), la cocina de Roca Moo está a cargo del chef Felip Llufriu.

 
Por otro lado, multitudes sedientas y comensales que buscan una experiencia gastronómica más informal pueden visitar el nuevo & # 160Roca Bar, ubicado en el lobby del hotel. Abierto todo el día con una carta dedicada al concepto de street food, el Roca Bar ofrece platos como tapas, bocadillos, repostería regional, quesos artesanales, un desayuno buffet y diferentes platos para compartir.

En abril de 2013 El Celler de Can Roca fue nombrado Mejor Restaurante del Mundo por la Revista Restaurant.


los comida española tradición tiene ascendencia variada, aunque la mayoría Platos españoles tienen orígenes más bien humildes y son el resultado, a lo largo del tiempo, de ingredientes elaborados por campesinos pobres, agricultores o familias de pastores muchas veces utilizando sobras, o al menos productos de sus propias fincas y huertos.

Entonces como es que Cocina española es tan diverso? La respuesta es simple y todo está relacionado con la historia y la ubicación. En primer lugar debemos considerar que al estar en Europa central España tuvo gran influencia romana y griega pensar solo en el aceite de oliva y el vino, luego la influencia morisca en la tradición culinaria española produjo maravillas como el gazpacho y los turrones y la tradición gastronómica judía contribuyó a la preparación de guisos conocidos como olla (olla).

Sin embargo, fueron los cristianos quienes partieron de la tradición de uno de los productos más notorios y cotizados de España: el jamón serrano, que no solo se consume como tapas en los bares, sino que también acompaña a muchos platos. Indiscutiblemente el cerdo es por excelencia la carne favorita de los españoles: todo se aprovecha, nada se desperdicia. Sin embargo, a los españoles les gusta utilizar todos los ingredientes que pueden y, a menudo, incluyen varias carnes diferentes en el mismo plato.

Por supuesto, hay muchas otras carnes que se sirven en las mesas españolas, como cordero, ternera y pollo. Pero los españoles no son exclusivamente carnívoros, hay muchos guisos vegetarianos y otros platos que se disfrutan de norte a sur, de este a oeste. Las hortalizas se cultivan en todo el país, y la variedad de climas y terrenos de España significa que se cultivan una variedad de hortalizas diferentes. Como resultado, los platos de verduras en España tienden a variar de un lugar a otro.

En el camino se descubrió un nuevo continente llamado América, que trajo no solo oro y gemas preciosas, sino algo que algún día salvaría al Viejo Continente de la hambruna: las patatas, ingrediente principal de la tortilla española, tomates, algunas variedades de pimiento y muchas otras. verduras.

Pero que hace comida española tan popular es la calidad y variedad de los ingredientes utilizados. Por ejemplo, fueron los mismos romanos los que importaron arroz a España, dando paso a la creación de la paella valenciana y otros muchos arroces. Desde entonces, estos platos han pasado a formar parte de los platos típicos, si no icónicos, de España y son una visita obligada para cualquier viajero que esté pensando en visitar España y hacer un poco de turismo gastronómico.

También hay una gran variedad de mariscos, incluyendo pescados, moluscos y crustáceos de las zonas de la costa, que se utilizan en la preparación de muchos platos deliciosos. La industria pesquera en España es muy importante y forma parte del sustento de gran parte de la población. Además, España es un país bendecido con un litoral tan amplio y variado, que incluye el Golfo de Vizcaya, el Océano Atlántico y el Mar Mediterráneo. Esto da lugar a que los cocineros españoles dispongan de toda una variedad de especies de pescados y mariscos. ¡Por lo tanto, la variedad de platos de mariscos españoles es infinita!

Muchos productos típicos españoles tienen denominación de origen como jamón, queso, frutas y verduras, mariscos y embutidos. Estos son algunos de los ingredientes más comunes que se encuentran en la cocina española y pueden agregar un toque de España a cualquier otro plato que decida preparar. Sin embargo, muchos de ellos van bien solos y hacen tapas perfectas.

En lo que respecta a los dulces, España tiene una tradición de postres muy rica. Por un lado también fue influenciado por los moriscos, y por otro muchos de ellos son creaciones centenarias de conventos de monjas. Si le gustan los dulces, le recomendamos que pruebe algunos de los muchos postres que España tiene para ofrecer.

¿Y sangría? Por supuesto, también te damos la receta de estas emblemáticas bebidas españolas y muchas otras.


VISTA DE LA ROCA

LA ciudad de Algeciras, arriba, tiene un encanto soñoliento, con pequeñas plazas, tranquilos cafés y pequeños bares de tapas escondidos en los callejones.

Puede tomar un ferry a Marruecos desde este antiguo puerto, y la influencia morisca es fuerte. Las pipas de narguile se fuman ya veces tienes la sensación de haber cruzado al norte de África. Los cazadores de gangas disfrutarán del centro comercial del muelle.

El viaje en tren de 63 millas desde Ronda tarda 85 minutos. Ver andalucia.com.


Noma: tiempo y lugar en la cocina nórdica

El restaurante Noma de Copenhague lanzó la cocina nórdica al escenario mundial cuando ganó el primer lugar en los 50 mejores restaurantes del mundo en 2010. Este libro de cocina se publicó en la parte posterior de ese logro extraordinario y ofrece una visión de la mente activa del genio detrás de él. René Redzepi. Redzepi está obsesionado con defender los productos nórdicos y hace todo lo posible para acentuarlo en su presentación. Sirvió comida en guijarros que se encuentran en los mismos campos que los productos y obtuvo el agua más pura posible de Groenlandia. El libro de cocina incluye 90 recetas de Redzepi para que las pruebes en casa, ninguna de las cuales requirió agua pura de glaciares del Círculo Polar Ártico.


COMIDA LATINOAMERICANA TRADICIONAL

Chiles en Nogada (México)

Aunque no es oficialmente el plato nacional de México, Chiles en Nogada es uno de los platos tradicionales más icónicos de México por dos razones principales.

Primero, porque sus colores imitan a los de la bandera mexicana, con salsa blanca, granada roja y perejil verde. Y en segundo lugar, porque se suele preparar alrededor Día de la Independencia Mexicana , que es el 16 de septiembre.

Chiles en Nogada es originario de Puebla y se destaca entre los platos únicos de la deliciosa cocina poblana por su peculiar sabor, estacionalidad e importancia histórica.

En verdad, la razón por la que solo se prepara de julio a septiembre es que los frutos secos con los que se elabora solo están disponibles en esa época del año.

Lo tradicional Receta de chiles en nogada combina diferentes sabores y texturas, con un pimiento dulce empanizado relleno con una mezcla de carne, frutos secos y muchas especias. La salsa blanca (hecha con nueces) cubre por completo el pimiento, y todo el plato se decora con granada y perejil.

Debido a que es un plato elaborado que requiere ingredientes costosos y al menos 6 horas de tiempo de preparación, debería ser bastante caro.

Así que manténgase alejado de los restaurantes baratos si desea saborear un auténtico Chile en Nogada. Entre los restaurantes mejor calificados en Puebla se encuentran Porfirio, Casareyna y Casa Barroca.

¡Solo asegúrese de planificar su visita a Puebla, México durante los meses correctos! -Isabella Biava de Lets Travel To Mexico

Flan Cubano de Ayngelina Brogan

Flan Cubano (Cuba)

No hay plato nacional oficial de Cuba. Pero si hay un postre que encontrará en todos los menús del país, es Flan cubano. Cada cubano crece aprendiendo a preparar esta receta fácil.

Flan Cubano es diferente de otras recetas que encontrará en México, América Latina o España debido a Cuba Desafíos únicos relacionados con el acceso a un suministro constante de ingredientes.

Entonces, mientras que otros flanes pueden requerir leche fresca o queso crema, la versión de Cuba usa ingredientes enlatados y azúcar (de los que el país dependió durante muchos años antes de la revolución cubana).

Algunas personas piensan que lo fresco siempre es mejor, pero este flan de leche utiliza leche condensada enlatada, leche evaporada enlatada, huevos y azúcar para crear un flan más cremoso y resistente. Y con el azúcar caramelizado encima, se siente más untuoso, casi como una creme brulée o tarta de queso.

Todos en Cuba comen flan. Y si bien puede ir a un paladare (restaurante privado) de alta gama en Cuba, uno de los lugares más exclusivos para experimentar el plato es una cafetería cubana local.

Los cubanos siempre intentan reducir gasto reutilizando todo lo que puedan, y este plato es un gran ejemplo. En lugar de caros moldes, cortan la parte superior de las latas de cerveza o refrescos y cocinan flan. Para servir, simplemente dan la vuelta a la lata en un plato. -Ayngelina Brogan de Bacon es mágica

Chicken Pepian de Michele Peterson

PEPIAN DE POLLO (Guatemala)

Uno de los platos tradicionales más populares de Guatemala , el pepián de pollo tiene su origen en el pueblos indígenas mayas en las frías y brumosas tierras altas del país.

Mientras que otros guisos abundantes (que incluyen pulique, subanik y kak-ik) solo se pueden encontrar a nivel regional, el pepián de pollo está disponible en todo el país. Ampliamente considerado el plato nacional de Guatemala, toma su nombre de la palabra pepitas (semillas de calabaza), que es un ingrediente clave.

Para hacer pepián, se tuestan calabazas y semillas de sésamo en una plancha de barro tradicional hasta que se doren. Luego se muelen hasta obtener un polvo fino y se combinan con pimientos carbonizados, chiles, cebollas, tomate y otros ingredientes según el personal del cocinero. receta de pepián de pollo.

Luego, la mezcla se hace puré hasta que quede aterciopelada. La salsa aromática y ligeramente especiada se cuece a fuego lento con pollo en caldo y se sirve con arroz y tortillas de maíz.

Como es algo laborioso de hacer, el pepián se suele disfrutar los fines de semana u ocasiones especiales.

Sin embargo, es posible encontrar versiones sabrosas en restaurantes tradicionales de Antigua , la capital colonial, o Huehuetenango, una ciudad en el altiplano occidental que es el hogar de diversos pueblos mayas. -Michele Peterson de A Taste for Travel

Salsa Chimichurri Argentina de Authentic Food Quest

Salsa Chimichurri Argentina (Argentina)

Muévete, salsa BBQ ... En Argentina , se trata de chimichurri. Los argentinos han dominado el arte de la barbacoa y la salsa chimichurri es el acompañante para sus fabulosas carnes a la parrilla.

Dado que la carne de res es una especialidad nacional, la salsa chimichurri se encuentra en cada restaurante de carnes, asado (barbacoa) o donde se asa carne.

Esta sencilla salsa combina perejil, orégano, ajo, aceite de oliva y vinagre de vino tinto. Las hojuelas de pimiento rojo, la sal y la pimienta le dan un toque adicional. La salsa mejora con la edad: en Argentina dicen “hoy es bueno, mañana es aún mejor”.

Se desconocen los orígenes históricos de este alimento básico a la parrilla en América del Sur. Se le ha atribuido a un soldado irlandés o inglés, e incluso a colonos vascos en Argentina. Otra versión acredita a los vaqueros argentinos (gauchos) por preparar la salsa mientras asan al aire libre.

Independientemente de cómo llegó a ser, la salsa chimichurri es realmente la única salsa aceptable para asar a la parrilla. El ketchup, la mostaza y la salsa BBQ realmente no tienen cabida en ninguna parrillada argentina.

los receta del auténtico chimichurri argentino es bastante simple de hacer, y esta salsa versátil anima cualquier plato. -Rosemary Kimani y Claire Rouger de Authentic Food Quest

Ceviche peruano de Sean Lau

CEVICHE (Perú)

Cuando se trata de degustar comida peruana, no debe perderse el ceviche, la comida nacional del Perú. Si bien hay muchos tipos de ceviches en el mundo, ninguno es tan sabroso como la variante peruana.

Debido a la abundancia de mariscos de alta calidad disponibles en la costa del Pacífico del país y las limas verdes nativas (conocidas como limón), los ceviches peruanos brindan una frescura y un sabor robustos que harían que Gordan Ramsey olvidara todas sus blasfemias.

Aunque delicioso, el tradicional receta de ceviche peruano no es nada difícil de hacer. Los ingredientes principales son pescado fresco, limas, cebollas, pimientos picantes y cilantro fresco.

El pescado se marina en limas frescas: su acidez esencialmente lo “cocina”, matando las bacterias y cualquier cosa dañina en el pescado. Es por eso que la frescura de los mariscos y la calidad de las limas son tan esenciales para hacer el ceviche peruano perfecto.

Si está buscando probar el mejor ceviche peruano, realmente debe visitar Lima, la capital de Perú. Su ubicación geográfica en el Océano Pacífico prácticamente garantiza que todos sus mariscos sean de primera categoría. -Sean Lau de LivingOutLau


Ver el vídeo: RESTAURANTE ITALIANO ATÍPICO. Gastroreview (Mayo 2022).